Hija mía, no te prometo..

Hija no te prometo perfección pero te prometo dar lo mejor de mi.

No te prometo estar contigo siempre porque no se cuando me vaya a ir, pero  prometo amarte para todas mis vidas.

No prometo darte paz y tranquilidad, pero prometo buscarla en mi interior.

No te prometo una casa limpia y ordenada, pero prometo tardes de juego y ensuciarme contigo.

No te prometo tener siempre una sonrisa en mi rostro, pero te prometo que cuando la tenga disfrutare hasta que me duelan los cachetes.

No te prometo no desesperarme o gritar, pero te prometo pedir perdón siempre que sea necesario.

No te prometo ser siempre fuerte, pero te prometo que cuando lloré o me sienta triste te explicaré lo que sucede y si es necesario lloraremos juntas.

No te prometo siempre tener comida caliente y recién hecha en la mesa, pero prometo nutrirte con mi amor y caricias.

No te prometo no quejarme nunca, pero te prometo agradecer todos los días de mi vida por la experiencia de ser tu mamá.

Hija, no te prometo cumplir todas mis promesas pero día a día te mostraré cuanto te amo.

Con amor, mamá.