Infertilidad Acompañada

por | May 7, 2019 | Maternidad, Mujer

La cuerda floja.

Ese es el mejor título para compartir lo que hasta ahora, y bajo mis condiciones ha sido transitar la idea de concebir un bebé!

Contexto físico, tengo Síndrome de Ovario Poliquístico… no… no solo quistes en el ovario que pueden tratarse  de alguna forma más directa, es todo un Síndrome que tiene sus características muy particulares…actualmente estoy más que diagnosticada con este  Síndrome de Ovario Poliquístico y que para efectos prácticos abreviaré como (SOP).

Para sumar un dato más acerca del SOP… cada cuerpo responde totalmente diferente y debe ser meticuloso el tratamiento que se lleva para cada persona, para nada se puede generalizar, y digo que es el primer tema tabú… por qué el síndrome de ovario poliquístico afecta a 1 de cada 10 mujeres y para que lo diagnostiquen pasa mucho tiempo y no tiene como tal cura, pero si hay un parteaguas entre un tratamiento indicado y no tratarlo para nada, en lo personal a mí me ha gustado por todos los medios siempre buscar lo más natural posible,  además  he de decir que  los síntomas confunden mucho en un inicio y se debe tratar en conjunto con el ginecólogo y endocrinólogo, en lo personal recomiendo un proceso terapéutico para llevar un “darse cuenta” integral, con todo lo que puede surgir mental y emocionalmente.

Contexto de personalidad, me considero una persona abierta a la vida y a las experiencias, siempre reflexionando y meticulosamente observando el como le puedes “echar ganas” a la vida…  pero también todo esto me ha llevado a darme cuenta que me abro mucho más a estas experiencias mientras no salgan de mi control, conveniente no?…( claro según yo un control moderado y no intenso) la autoexigencia se cuela sin permiso ante estas actitudes, pues es una de las maneras en la que según tú, te cercioras de que no pase nada “fuera de lugar” ó fuera de lo planeado.

Sabes o (suponía  que sabía) de que extremo a que extremo iba… que materiales necesitaría, que compañía tendrá durante el camino, que tipo de cuerda quería utilizar, incluso la viga de equilibrio la conocía a la perfección… entonces qué es lo que está pasando …

Pues en mi caso, emprendí la aventura del matrimonio, aventura que el día de hoy agradezco infinitamente empezarla al lado de mi esposo, hace 5 años dimos nuestro primer SI, y muy claros en el tema de hijos, en el que queríamos esperar un tiempo para disfrutarnos, aún así nunca estuvimos rotundamente cerrados a la idea… un cambio de ciudad se sumó a la aventura de vida en familia, y la adaptación es todo un tema, hace tres año rondó fuertemente la idea de empezar la búsqueda de bebé y en ciudad nueva, era todo un reto encontrar al médico con el que nos sentiríamos en confianza para empezar a dar el seguimiento necesario.

Fertilidad retada

Cosa curiosa en el camino he descubierto que además de solo lo médico, pueden haber especialistas que te acompañen a la espera o preparación de la búsqueda de bebé mucho más integral, un caso de estos… para mí ha sido coincidir con Alma, pues a tres años de conocerla y aún sin llevar toda la asesoría que conocemos a mamás, me ha dado oportunidad con algunas reuniones que he tenido con ella o con lo que comparte, de pensar mi maternidad de diferente manera.

La analogía de la cuerda floja un poco en resumen hasta hoy a sido:

Encontrarnos una y otra vez con la curva del duelo conforme pasa el tiempo, porqué si bien saber que la idea se ha concebido y en la fe es el único camino que te da certeza y paz, lo humano es que se sienta que algo no ha llegado y al menos yo si lo puedo resumir así, se dice que la curva del duelo consta de  7 procesos a transitar los cuales los podemos conocer de diversas maneras pero mencionaré las siguientes…

Shock = Personalmente lo siento cuando llega el periodo, ya hago cada vez más las paces con esta etapa y la voy descubriendo e incluso agradeciendo, pero hay meses en los que pega más fuerte que otros.

Negación = tiene muchas caras, pero de las más conocidas para mí, son extremos de… no darle importancia ( y claramente tragarme el sentimiento) o… si no paro mis rollos aprendidos, empieza el reproche a quién se deje (incluyendo mi cuerpo.)

Frustración = el viento en la cuerda floja que en mi caso me llega a desequilibrar más y por ratos a hacerme caer, pues es directamente el trabajo con la expectativa de lo que según YO, ya “debería de ser”

Depresión = pfff, otra que te hace resbalar muy fuerte si olvidas tu viga de equilibrio Y… si no reconoces el sentimiento de tristeza, puedo decir que hace 1 años viví una depresión muy fuerte por haber aguantado tanto tiempo sin reconocer la tristeza que este proceso conlleva por sí mismo.

Negociación = también la llamo validación, que SÍ estoy haciendo, que SÍ estoy anhelando, porqué SÍ estoy investigando en nuevas herramientas, escuchando mi intuición y poniendo mi  total atención en como coloco el siguiente pie frente al otro en la cuerda floja, con todo ese darme cuenta que mientras avanzo, puedo estar mirando constantemente para abajo y pensando que me caeré o levantar la mirada y reencontrarme con el punto B al que quisiera llegar. ( Nota: en estos procesos de concebir bebé lo que sobra es tiempo para pensar mil y un debates, que muchas veces no llegan a lugares tan benéficos)

Aceptación = Quién diga que no hacerse la víctima tantito no se vale… que tire la primer piedra… victimizarse en mi personal punto de vista libera y te deja sentirte apapachada cuando lo necesitas, pero de eso a que la aceptación la veamos como una resignación o como una escalera de victimización… pues… dímelo tú,… ¿Qué tan peligroso es poner una escalera encima de una cuerda floja a metros de distancia del suelo? Eso para mí es confundir resignación como un “ya para que, nada tiene sentido, pobre de mí” por mucho tiempo a un “ duele, cala, pero esto estoy siendo, ( estás siendo) no eres en totalidad, nuestra totalidad es uff diversa como un océano, pero  confío en que cicatriza y puedo seguir de frente” muy poética esta parte pero es como una de las afirmaciones que te hacen poner las cosas en perspectiva.

Aprendizaje = Dios es el capitán de mi navío, la fe es la lección más grande que he tenido y tengo en cada una de las experiencias que he transitado hasta hoy, el agradecimiento por todo lo que he tenido, tengo y tendré, ver la expresión del amor en mi cuerpo, en los cambios sentimentales y hormonales, ver la perfección con la que estamos hechos, delegar y confiar, abrirse al amor es tocar el dolor, para deleitarse con la sanación, es la sensatez de buscar en todo momento el amor, es ser flexibles al vivir la maternidad en mil y un expresiones más, amar a mis sobrinos, alegrarme por los milagros que ocurren a diario, y sobre todo mi lección aprendida es que el embarazo es una vía de buscar y vivir la idea de concebir un bebé, pero amar a un hijo y pedir porqué un hijo entre en nuestras vidas, es poder amar sin medida y sin poseer, acompañar a un ser humano en su crecimiento personal, sea concebido o adoptado.

Bien bonito solo quedarse en las tres fases finales del proceso de duelo, pero que crees… la cuerda floja sigue y el siguiente ciclo, vuelve a empezar todo.

A mis 32 años, encuentro en este tema cada vez más madurez y resiliencia en saber atenderlo, ahorita estoy en un proceso totalmente natural de naprotecnología y método creighton que no obstante todos los beneficios que ha traído a mi cuidado femenino y mi autoconocimiento, como matrimonio nos ha ayudado a fusionarnos más en este caminar sobre la cuerda floja… ( porqué es una realidad que esto es de dos) o incluso de más  jajaj  ( me refiero, a las citas con especialistas, doctores, etc.) pero mi punto es en cuanto a que si estás en pareja y están buscando ser papás… los hombres también llevan un proceso (diferente) pero no por ello menor al que vivimos nosotras, y estos métodos y herramientas que hoy por hoy nos han llegado, nos han hecho valorarnos más cada día y estar en comunicación íntima y cercana de forma constante, creo que podría seguir y seguir hablando de más y más reflexiones que han salido en este, hasta ahora proceso de  fertilidad retada, que nos ha tocado… (porqué créeme que hay mucho más que decir) pero pues, esta fue mi aportación hasta ahorita para no dejar pasar la “Infertility Awareness Week” no me encanta el nombre de infertilidad… ( se que después de cierto tiempo y con ciertas condiciones médicas así es conocido el diagnóstico) pero incluso poderle nombrar de diferente forma, quiero creer  que puede ayudar a transitarlo de una manera más llevadera.

Por último quiero insistir que el objetivo de compartir todo esto es para decirte, decirme, decirnos… NO ESTAMOS SOLAS, y mi último hincapié es que todo lo que compartí anteriormente es de corazón, con todo el respeto que nos merecemos quienes estamos pasando por este proceso y que es y ha sido a grandes rasgos… MI experiencia.

Atentamente.

Ana Belén Basurto.

Soy Alma, Licenciada en Psicología con Master en Educación. Coach en Cambio de Hábitos, activista del bienestar y la atención plena. Apasionada por la vida, la maternidad y la crianza consciente.

Sigueme en:

     

¿Quieres ser una mamá mindful?

Únete al reto de 5 días: Mamá Mindful.

SÍGUEME EN INSTAGRAM

0 comentarios

Soy una mamá mindful

  Hoy fue un día distinto, logré hacer algo de ejercicio nada como ir a mi clase de baile pero estaba bien. Un Viernes diferente. Me sentía agobiada, agotada... sentía que ya no podía más con mis emociones. Mi cuerpo me hablaba y yo no entendía lo que me pedía....

leer más

Celebrando mi Primer Mamiversario

  Celebrar el primer año de Fer me tiene muy emocionada, hoy me desperté la mire y me dije a mi misma hoy hace un año estábamos durmiendo igual así juntitas. Tenías unas horas de haber nacido y yo te contemplaba de la misma forma que lo hago ahora. Sin palabras....

leer más

El Rol del Padre en la Crianza

El rol del padre ha ido cambiando en los últimos años. Cada día se habla más y más de un padre participativo y activo. A diferencia del padre pasivo de hace unos años que dejaba toda la responsabilidad de la crianza de los hijos a la mujer. ¿Qué es lo que define a un...

leer más

¿Quieres ser una mamá mindful?

Únete al reto Mamá Mindful, te brindaré herramientas de psicología y mindfulness para vivir una maternidad en bienestar contigo.

© 2018 | Alma de Colibrí | Bienestar y Maternidad | Diseño Web By Andy Reyes