Celebrando mi Primer Mamiversario

por | Sep 14, 2018 | Maternidad

Celebrar el primer año de Fer me tiene muy emocionada, hoy me desperté la mire y me dije a mi misma hoy hace un año estábamos durmiendo igual así juntitas. Tenías unas horas de haber nacido y yo te contemplaba de la misma forma que lo hago ahora. Sin palabras. Extasiada, aún con los efectos de las hormonas de la felicidad.

Sobrevivimos a nuestro primer año

Cumplir un año es, pues, WOW. Ya no son meses los que se cuentan, es un año! Pareciera que automáticamente ya no es una bebé. Aunque para mí aún lo sea jajaja

Sobrevivimos a nuestro primer año de paternidad, bueeeeno ella sobrevivió jajaja

Normalmente cuando me preguntan: ¿Qué tal ser mamá? Contesto lo mismo… es lo más hermoso, mágico, satisfactorio de mi vida hasta el momento. Pero también es lo maaaaas cansado, nunca había estado tan cansada.

En este año muchas cosas me han pasado…me han vomitado, escupido, popeado, estornudado y bueno todo lo que se imaginan y más jajaja. Los gastos familiares incrementaron, solo restale la leche y ahora los pañales 😛 Todo se ha vuelto mas lento (super, pagos, etc.) Y algunos días mi cuerpo, mi mente y mi tiempo ya no parecen tan míos como antes.

Y aún con todo eso, hay tantas cosas que le ganan por muchísimo a los despertares nocturnos y el cansancio.

Aprendí a amar de una manera más completa. Regreso mi capacidad de asombro… ver el mundo tan maravillosamente. Aprendí a estar mas presente y mas consciente. Ser feliz con cosas tan simples… como el aliento de Fernanda en mis mejillas. Sus acus en los primeros meses. Su primera sonrisa, su primera carcajada me hizo llorar de felicidad. La primera vez que dijo papá y que él estuviera presente. Cuando me miró y dijo mamá, mi corazón se detuvo por un instante.

Sus abrazos, sus hermosas y pequeñas manitas sobando mi pecho mientras come. El sentimiento de ser amada incondicionalmente. Su mirada diciendo que soy la persona más hermosa que ha visto.

Ser la seguridad y confianza de alguien. Hay tantas cosas, tantas cosas que te cambian la vida para siempre.

Es un subir y bajar. Cuando estas arriba es increíble, estar abajo te desarma. Pero el viaje es absolutamente enriquecedor.

Ser mamá me llevó a los límites

En este año que pasó, llorar tuvo un nuevo significado. Hubo llanto en medio de un baño rápido, crisis en la cocina, ¿porqués? desesperados a todos los dioses del universo acompañados de un ayúdenme por favor!!!

Ser mamá me llevó a los límites de todo lo que he experimentado en mis casi 29 años. Me he sentido completamente insegura y en otros momentos la mujer más segura y fuerte del universo.

Agotada y llena de energía al mismo tiempo. Algunas veces fácilmente escucho mi intuición y la sigo. Otras veces no se ni donde desperté. Pude ser una mamá muy independiente y con mucha fortaleza. Otros días necesité mucho apoyo, palabras y abrazos sinceros. Creo que jamas había leído tanto buscando respuestas, ayuda, tips e ideas sobre crianza.

He shusheado (shu shu shu) mas de un millón de veces para ayudar a Fer a dormir.

He palmeado sus pompitas y arrullado de día y de noche, en momentos de enfermedad y cuando le han salido los dientes.

He cantado miles de canciones y leído cientos de historias.

He bailado y caminado como nunca antes.

He orado.

He reído.

He contemplado, escuchado, saboreado y memorizado para todas mis vidas.

He estado abrumada, maravillada, agradecida y aliviada.

He aprendido sobre el sacrificio.

He experimentado el dolor.

He amamantado y nutrido un alma.

He parido.

He tocado el amor.

He crecido.

He aprendido a respetar los tiempos de cada ser.

He aprendido a soltar y fluir.

Poco a poco me convierto en lo que estoy destinada a ser.

Me he divertido. Mucho.

Ser mujer es genial. Ser la compañera de alguien es gratificante. Ser mamá es lo mejor que me pudo haber pasado.

photo-115

Agradezco al universo, a los dioses, a la vida por las lagrimas, las risas, las lecciones, los aprendizajes, el amor, la paz, las crisis, los abrazos, el camino, el proceso, el presente, la maternidad, la paternidad, la niñez, mi vida, la vida de mi hija, mi pareja y mi familia y amigos que me han acompañado en este ano que paso. Mi corazón esta tan lleno de amor que podría explotar jajaja

Los amo, nos amo, para siempre.

Feliz primer mamiversario a mi!

Alma de Colibrí 

Soy Alma, Licenciada en Psicología con Master en Educación. Coach en Cambio de Hábitos, activista del bienestar y la atención plena. Apasionada por la vida, la maternidad y la crianza consciente.

Sigueme en:

     

¿Quieres ser una mamá mindful?

Únete al reto de 3 días: Mamá Mindful.

SÍGUEME EN INSTAGRAM

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Infertilidad Acompañada

  La cuerda floja. Ese es el mejor título para compartir lo que hasta ahora, y bajo mis condiciones ha sido transitar la idea de concebir un bebé! Contexto físico, tengo Síndrome de Ovario Poliquístico… no… no solo quistes en el ovario que pueden tratarse  de...

leer más

FloreSer en la Maternidad

  Así me siento en este momento de mi vida, #floresiendo... (noup no es error de ortografía jeje). No ha sido fácil pero nunca antes había sentido que era más YO ✨ Y no porque sea mamá y la maternidad por fin me haya completado o sea mi misión de vida... es más...

leer más

¿Quieres ser una mamá mindful?

Únete al reto Mamá Mindful, te brindaré herramientas de psicología y mindfulness para vivir una maternidad en bienestar contigo.

© 2018 | Alma de Colibrí | Bienestar y Maternidad | Diseño Web By Andy Reyes